Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2010

COMETA ESPIRITUAL

De todos es muy conocido que una de las diverciones de niño es el poder elevar cometas en el cielo; allá por los días de octubre cuando el viento sopla y es favorable para tal actividad. Recuerdo que por el año de 1994 me gustaba competir con mis amigos, a ver quien la hacia llegar mas alto y entre mas hilo le daba mas se elevaba mi cometa.

Hoy cuando veo los niños jugar con sus cometas, me pongo ha reflexionar haciendo un paralelismo sobre la vida espiritual y me doy cuenta que el ser humano es un cometa en las manos de Dios, y que Dios nos da mucho hilo para poder volar, el problema es que muchos cuando nos elevamos muy alto creemos que podemos volar por si solos y rompemos ese hilo que nos une a nuestro creador, y ahí es donde nos perdemos en nuestra "independencia" y vagamos por los aires sin rumbo y sin ningún propósito.

Diferente es la historia cuando nos sujetamos ha ese hilo que nos sostiene de nuetro creador, ese hilo de obediencia que nos permite estar con el, y as…

LA RAZON DE INICIAR ESTE BLOG

Por mucho tiempo me pregunte que propósito tenia el que yo existiera, sin tener en cuenta que detrás de todo lo que he vivido siempre Dios me ha respaldado. Hoy que Dios me ha iluminado, puedo entender, que su propósito es que yo le pueda servir, anunciando su Evangelio de Salvación. Pero retomando el tema de el porque iniciar algo como esto. Me preocupa el ver hoy en día a nuestra juventud que se inclina mas hacia la vida de pecado y libertinaje que los arrastra mas y mas a su propia destrucción.
Tal vez me puedas preguntar que me hace pensar tal cosa, pero he podido experimentar lo que es vivir de esa manera, y se que la juventud es el mejor momento para planear nuestro futuro. Hay tantas cosas de las que hoy me arrepiento, pues tuve que pagar el precio de no organizar mi vida, y hoy que he conocido mas de Dios me doy cuenta que lo que dice la Biblia en Eclesiastes  12:1-- Acuérdate de tu creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los…